La fisioterapia infantil es el tratamiento de bebés, niños y adolescentes en los que se puede observar un retraso general o parcial en sus desarrollos o  algún tipo de deficiencias motoras de origen neuromuscular y/o músculo esquelético. Otra de las formas que existen para denominar a la fisioterapia infantil es la de fisioterapia pediátrica, ya que está destinada en su totalidad a los niños.

1.La fisioterapia pediátrica y sus beneficios

Son muchos los beneficios que la fisioterapia pediátrica aporta a los jóvenes pacientes que la reciben y que la convierten en una de las disciplinas que mayor interés despiertan en la actualidad. Algunos de sus innumerables beneficios son:

  • La mejora del desarrollo motor:  ayuda a desarrollar o mejorar las habilidades motoras generales o especializadas
  • Estimulación del sistema nervioso central
  • La mejora de los sentidos y la cognición
  • Fortalecimiento de los músculos mejorando el equilibrio y la resistencia del paciente

Es fundamental que los niños que presentan anomalías motrices o incluso respiratorias sean sometidos a sesiones de fisioterapia infantil lo antes posible. La finalidad de la fisioterapia pediátrica no es solo la de combatir las complicaciones que se dan en el presente sino también intentar su prevención, es decir, evitar las complicaciones futuras que  desgraciadamente pueden condicionar su desarrollo.

A medida que el cuerpo humano va desarrollándose se va perdiendo plasticidad cerebral y muscular. Es por ello, por esa pérdida de cualidades fundamentales en el desarrollo del cuerpo humano cuando es recomendable la fisioterapia pediátrica.

Las terapias físicas tienen efectos muy positivos en el desarrollo motor ya que permiten fortalecer las articulaciones de los bebés y niños. Además, otro de los beneficios de la fisioterapia infantil es la mejora del equilibrio y la coordinación que dan lugar a grandes beneficios en los niños como son un aumento de su rendimiento en actividades físicas e intelectuales.

fisioterapia pediátrica y por qué es saludable para los niños

Durante los primeros años de vida desarrollamos la mayor parte de las habilidades humanas más importantes como la coordinación motora, la inteligencia cognitiva, destreza lingüística y la interacción social. Todas estas habilidades son fundamentales para que los niños puedan conectarse con el mundo que les rodea.

La fisioterapia infantil ayuda a aspectos muy importantes de la vida como son el desarrollo psicológico, la autoestima, atención y al aprendizaje. Los médicos recomiendan que reciban sesiones de fisioterapia infantil aquellos bebés o niños con secuelas de enfermedades agudas (meningitis, infecciones respiratorias, enfermedades malignas, deformidades cardíacas, etc.) y afecciones que tienen su origen en posiciones incorrectas o fracturas. Cuanto antes se proporcionen sesiones de fisioterapia pediátrica a los niños mencionados, mejores serán los resultados  que se obtendrán.

Gracias a la fisioterapia pediátrica se puede mejorar la funcionalidad de los niños que padecen alguna enfermedad crónica (neuromuscular o metabólica) o de corregir alteraciones de la postura y el movimiento causadas por una lesión del sistema nervioso central, déficit cognitivo, déficit visual o torpeza motora.

 

1.1 Fisioterapia para bebés y embarazadas

Los profesionales coinciden en que es la etapa comprendida entre 3 y 10 años en la que los niños desarrollan su flexibilidad, lineamiento postural y se produce el aumento de sus capacidades sensoriales. Así mismo, las mujeres embarazadas que reciben tratamientos de fisioterapia mejoran las condiciones del parto al bebé, que son fundamentales para su desarrollo psicomotor.

Mediante ejercicios destinados al trabajo del sistema respiratorio, como pueden ser el control de la respiración y las contracciones, se disminuye el dolor lumbar y se consigue ensanchar la zona pélvica de las mujeres. Todo esto se traduce en partos con resultados favorables para las madres y los recién nacidos.

 

1.2 Fisioterapia neurológica infantil

La fisioterapia neurológica infantil está destinada a los bebés prematuros y recién nacidos con algún tipo de riesgo neurológico, así como también a los niños y preadolescentes con daño cerebral adquirido o congénito o trastornos neurológicos.

En definitiva, la fisioterapia neurológica infantil trabaja con todos los niños que padecen alteraciones en su capacidad de movimiento. Algunas de las técnicas empleadas en estos casos son: el Concepto Bobath, Le Métayer, Vojta, Perfetti o Kabat.

Mediante los masajes o ejercicios se favorece el desarrollo motor del bebé y se mejora la calidad de sus movimientos. Dichas mejoras también influyen en su desarrollo psicológico al mejorar la atención, la autoestima y aprendizaje en la mayoría de los casos.

 

1.3 Fisioterapia en parálisis cerebral infantil

La parálisis cerebral es el conjunto de incapacidades motoras que ocurren en un niño durante el periodo prenatal, perinatal o postnatal. Algunas de las causas de la parálisis cerebral infantil son infecciones intrauterinas de la mujer embarazada, la anoxia, meningitis o la prematuridad del bebé.

La fisioterapia pediátrica tiene efectos positivos en el sistema nervioso de los niños con este problema ya que ayuda a la estimulación sensorial y táctil mejorando la comunicación entre el sistema nervioso y los órganos.

Los beneficios de la fisioterapia pediátrica sobre la afectividad de los bebés y los niños son fundamentales. Gracias al establecimiento de los vínculos afectivos a través del masaje se observa en los pacientes un efecto liberador, relajante, de acercamiento, acompañamiento y escucha.

Todos estos vínculos son importantes en cualquier tipo de niño, ya goce de una excelente salud como todo lo contrario, pero es precisamente en los niños con algún tipo de disfunción o discapacidad donde adquieren una dimensión especial. Las mejoras observadas en niños con estas patologías que son sometidos a la fisioterapia pediátrica son muy notables. Uno de los principales indicadores de este tipo de patología infantil aparece antes de los 3 años de edad y consiste en la dificultad para aprender a sentarse, gatear, sonreír o caminar.

Además, estos niños suelen tener un tono muscular anormal que difiere al de la mayor parte de los niños a esa edad.

 

1.4 Fisioterapia respiratoria infantil

Uno de los principales grupos que reciben fisioterapia infantil son aquellos bebés y niños que sufren enfermedades relacionadas con el sistema respiratorio como el asma, bronquiolitis o fibrosis quística entre otras. Mediante esta disciplina se pueden tratar enfermedades pulmonares obstructivas, restrictivas, crónicas y agudas y mejorar la efectividad del tratamiento farmacológico llegando a reducir o eliminar algunos medicamentos.

Una de las técnicas llevadas a cabo por los expertos en la fisioterapia respiratoria infantil es la del masaje del pecho y estómago ya que amplía la capacidad funcional del aparato respiratorio al ayudar a la oxigenación de la sangre y las secreciones. Este tipo de masaje también es recomendado para disminuir los dolores relacionados con los cólicos, gases y estreñimiento que son habituales en los bebés.

 

2.El experto en fisioterapia infantil y su trabajo

El profesional de esta disciplina es el titulado con especialización en el tratamiento de bebés, niños y adolescentes, así como su asesoramiento y cuidado en los casos que lo requieran o como medida de prevención. En muchas ocasiones las alteraciones o desórdenes en el aparato locomotor y los efectos producidos por diversas enfermedades pueden llegar a ser sanadas, controladas o aliviadas gracias a la acción de la fisioterapia pediátrica. Los principales pasos a seguir por el profesional en fisioterapia pediátrica son fundamentalmente cinco:

  1. Valoración del paciente: determinar cuál es la realidad del bebé o niño. Realizar un examen exhaustivo sobre los aspectos sensoriales, cognitivos, ambientales, motivacionales y familiares.
  2. Establecimiento de objetivos reales que se quieren alcanzar con el tratamiento durante un periodo de tiempo determinado.
  3. Establecimiento de los tratamientos que sean considerados más adecuados para cada paciente y su mejoría.
  4. Implantación del tratamiento en el paciente con la supervisión médica y familiar.
  5. Seguimiento y valoración de los resultados obtenidos en el paciente.

La principal herramienta de trabajo de los expertos en fisioterapia infantil es el juego, ya que mediante el entretenimiento tanto los bebés como los niños olvidan con mayor facilidad el esfuerzo y las dificultades que les suponen ciertos ejercicios que son necesarios para su tratamiento.

 

 

Las sesiones de fisioterapia infantil siempre son recomendables excepto en los casos donde se den patologías como el cáncer, reumatismos inflamatorios agudos o traumatismos recientes, tal como recomiendan los propios médicos.

También no es aconsejable realizar ejercicios fisioterapéuticos cuando los bebés o niños padecen fiebre o diarrea.

2.1 Mejor opción para la fisioterapia pediátrica

Algunos de los lugares donde podemos encontrar los servicios de fisioterapia pediátrica son los Hospitales y centros de Atención Primaria,  colegios de Educación Especial, centros de Desarrollo Infantil y Atención Temprana, centros y clínicas privadas entre otros.

La tendencia actual es la apuesta por la realización de sesiones de fisioterapia pediátrica en lo que son considerados “entornos naturales de los niños” como son los hogares, colegios, guarderías y parques.

2.2 Niños que necesitan fisioterapia pediátrica

Los especialistas recomiendan que sean tratados por un fisioterapeuta infantil los niños con las siguientes características:

  • Los que sufren enfermedades crónicas, hospitalizaciones o riesgo social.
  • Los que presentan anomalías transitorias con el objetivo de evitar alteraciones en sus posturas o malos hábitos a la hora de moverse.
  • Los prematuros
  • Los que tienen parálisis cerebral
  • Los que padecen enfermedades neuromusculares como: atrofia muscular espinal, distrofia muscular de Duchenne.
  • Los que padecen síndrome de Down, Rett, Wolf o Angelman.
  • Los que padecen enfermedades respiratorias
  • Los que padecen patologías músculo-esqueléticas

 

3.El papel de la familia en la fisioterapia infantil

Los padres siempre son los pilares fundamentales en la vida de las personas pero es durante la niñez cuando su apoyo y estímulo son imprescindibles para cualquier tipo de actividad. Por eso es de vital importancia que los padres cuyos hijos son sometidos a tratamientos de fisioterapia infantil los apoyen y animen durante todo el proceso.

Es importante fomentar también que los padres participen activamente en el manejo y tratamiento de sus hijos durante las sesiones de fisioterapia pediátrica. Los padres hacen posible una  mejor comunicación con los pacientes ya que pueden convertirse en el nexo que los une a sus fisioterapeutas.

Los niños deben confiar en sus fisioterapeutas de la misma manera que lo hacen con sus padres para que la implantación del tratamiento de fisioterapia infantil sea todo un éxtito.  Esto es de vital importancia porque en muchas ocasiones algunos de los ejercicios que se realizan en la sesión de fisioterapia infantil tienen que ser continuados por los padres en sus propios hogares.

La colaboración de las familias, tanto en la ejecución de los ejercicios como a lo que se refiere al apoyo emocional, es un factor muy importante que debe de tenerse siempre en cuenta cuando se necesitan los tratamientos de fisioterapia pediátrica.

 

Si tienes alguna duda sobre la fisioterapia pediátrica o la fisioterapia infantil, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

LLAMAR AHORA