La noticia de que llega un bebé a la familia siempre es motivo de alegría, pero con el embarazo llegan los cambios en el cuerpo de las mujeres y tenemos que aprender a adaptarnos. Durante estos 9 meses sufriremos desajustes hormonales, experimentaremos un aumento de peso y nuestro cuerpo cambiará casi a diario. Esto puede provocar molestias como ciática o lumbalgia, pero practicando deporte conseguiremos que el riesgo de padecer alguna dolencia sea mucho más bajo.

¿Has oído hablar del pilates para embarazadas? Este método es fantástico para aprender a convivir con el bebé en nuestro interior. Continúa leyendo y descubre cómo pueden beneficiarte las clases de pilates y qué ejercicios para embarazadas puedes llevar a cabo para mejorar tu salud y recuperarte rápidamente tras el parto. Además, si tu bebé necesita tratamientos específicos, contamos con un completo servicio de fisioterapia infantil.

ejercicios embarazadas¿Qué es el pilates para embarazadas?

El pilates es una técnica de entrenamiento que nos ayuda a mejorar nuestra forma física sin que sufran las articulaciones. Aumenta nuestra flexibilidad, coordinación y equilibrio.  El pilates nos ayuda a fortalecer la espalda, el abdomen y el suelo pélvico, por lo que es un deporte para embarazadas perfecto. Además, durante las clases aprendemos a controlar la respiración y nuestra postura.

Practicar pilates suele ser recomendable en cualquier adulto, pero durante los meses de gestación debemos acudir a una clase específica donde nos enseñen ejercicios para embarazadas. De esta forma nos aseguraremos de que el feto no sufre ningún daño y también conseguimos preservar nuestra salud.

Beneficios del pilates para mujeres embarazadas

Deporte y salud son dos términos que van de la mano, sobre todo durante el embarazo. Por tanto, las ventajas de practicar pilates son numerosas para las futuras madres:

  • Nos ayuda a mantenernos en forma y a tonificar nuestros músculos. Tener una buena forma física y unos músculos abdominales fuertes nos permite dar a luz más fácilmente, tener partos más cortos y reduce el riego de cesárea.
  • Durante la gestación cogemos peso y nuestro vientre aumenta su volumen. El pilates para embarazadas es perfecto para aprender a convivir con estos cambios y para tener una buena postura corporal.
  • Mejora la circulación, lo que contribuye a que al bebé le lleguen mejor los nutrientes y el oxígeno. Además, previene y alivia dolores y molestias como lumbago, ciática o estreñimiento.
  • Contribuye a que el bebé se desarrolle
  • Nos ayuda a tener un mejor control sobre nuestra respiración, lo que nos será muy útil para permanecer relajadas durante el parto.
  • Favorece la recuperación física de las madres después del alumbramiento.
  • Fortalece nuestro suelo pélvico, por lo que la recuperación será más rápida y evitaremos pérdidas de orina tras dar a luz. Además, puedes practicar algunos ejercicios de suelo pélvico para complementar.

Practicar pilates para embarazadas: ¿cuándo comenzar?

Muchas mujeres han incorporado ya a su rutina las clases de pilates. Si este es nuestro caso, será frecuente que cuando nos quedemos embarazadas podamos seguir haciendo una vida normal y, por tanto, continuaremos con nuestros ejercicios de pilates, siempre adaptados a la nueva situación.

Sin embargo, es posible que queramos empezar a practicar pilates para embarazadas cuando ya estemos gestando al bebé. Si es la primera vez que nos disponemos a comenzar con  las clases para embarazadas, será preferible que esperemos a pasar las molestias de las primeras semanas. Lo habitual es que nuestro cuerpo no esté preparado para hacer pilates durante el primer trimestre del embarazo. Casi todas las mujeres podremos empezar con este tipo de entrenamiento a partir del cuarto mes.

En cualquier caso, siempre debemos consultar a nuestro médico antes de practicar pilates durante el embarazo.

Embarazo y pilates: contraindicaciones

Las recomendaciones médicas son las que debemos seguir durante la fase de gestación. Hay algunas situaciones en las que nuestros prescriptores no recomiendan que hagamos pilates para embarazadas:

  • Embarazo de riesgo.
  • Cuando sufrimos de hipertensión y no la tenemos controlada o cuando la padecemos a causa del embarazo.
  • Sangrado.
  • Abortos previos al embarazo actual.
  • Placenta previa.
  • Diabetes.

A veces los médicos no recomiendan el pilates pero sí nos prescriben otro tipo de ejercicios para embarazadas, como los que se llevan a cabo en las clases de yoga para embarazadas.

yoga embarazadasOtros deportes y actividades para embarazadas

Durante el embarazo, lo habitual es que nos indiquen que podemos llevar una vida normal. Es cierto que cuando estamos embarazadas, no nos gusta que nos traten como si estuviéramos enfermas, aunque sí debemos tomar algunas precauciones, por ejemplo, a la hora de practicar deporte. Además del pilates, hay  otros entrenamientos que podemos llevar a cabo de forma segura mientras estamos gestando a nuestro bebé:

  • Yoga. Lo idea es comenzar con posturas de yoga para embarazadas sencillas hasta ir cogiendo soltura y ritmo. Podemos encontrar cursos para embarazadas en los que practicaremos yoga adaptado a nuestro nivel. Poco a poco mejoraremos nuestro equilibrio, fuerza y flexibilidad.
  • Paseos y caminatas. Caminar suele ser muy útil durante el embarazo. Podemos andar durante 20 o 30 minutos. Esto nos ayudará a mantenernos en forma. Además, cuando estamos en la fase final de gestación, viene muy bien para que el bebé se coloque y salga más fácilmente, favoreciendo así el parto natural.
  • Natación para embarazadas. Nadar nos permite ejercitar nuestros músculos y nuestro corazón pero sin forzar el cuerpo. Es un deporte muy recomendable, incluso para las mujeres que sufren alguna lesión.
  • Bicileta. Aunque podemos salir al campo con la bicicleta, es preferible montar en una estática que tengamos en casa para evitar riesgos de caída.
  • Tai-chi. Este deporte también es muy beneficioso para la salud de las embarazadas. Practicándolo aprenderemos a controlar mejor nuestra respiración, mejoraremos nuestra postura, flexibilidad y forma física, liberando tensiones y previniendo dolencias típicas del embarazo.
  • Ejercicios para embarazadas con pelota. Debemos llevarlos a cabo sobre una pelota grande, también conocida como fitball. Al sentarnos, conseguiremos: adoptar una posición relajada, disminuir la presión sobre la pelvis, fortalecer la espalda y el suelo pélvico, aliviar dolores de espalda, mejorar la postura y ayudar al bebé a colocarse para nacer.

En este vídeo puedes encontrar algunos ejercicios que podrás hacer fácilmente en casa con tu fitball.

  • Gimnasia para embarazadas. Muchas de etas sesiones están incluidas en las clases de preparación al parto. Aquí, además de darnos consejos para que el parto sea más sencillo y para que sepamos cómo cuidar a nuestro bebé, nos enseñan técnicas de respiración y relajación. En estas sesiones también se lleva a cabo la parte de gimnasia, donde estiramos y ejercitamos nuestro cuerpo de forma segura para el bebé y para nosotras.

Dónde practicar pilates para embrazadas

Las opciones son numerosas, pero si no tienes nociones previas, lo mejor es que acudas a clases de pilates para embarazadas con un instructor experto en maternidad.  En Fisiosalum estamos especializados en embarazo y maternidad. Nuestras sesiones de pilates para embarazadas en Madrid son perfectas para cada época de la gestación. Adaptamos nuestros ejercicios a tus necesidades y nos aseguramos de que pases un embarazo cómodo y seguro, sin perder tu forma física ni tu figura.

También existen otros lugares donde puedes llevar a cabo un entrenamiento de pilates si ya tienes unas nociones básicas. Un tranquilo parque, la playa o la montaña son entornos ideales para relajarnos y realizar nuestra sesión de pilates para embarazadas. El jardín de casa también es un espacio perfecto para fortalecer nuestro cuerpo y despejar nuestra mente. Además, podemos aprovechar para hacer alguna de estas sesiones en pareja.

mujeres embarazadasUn monitor personal de también puede ayudarnos a vivir los beneficios del pilates para embarazadas.

Pilates para embarazadas: ejercicios después del parto

Las sesiones de pilates durante el embarazo nos habrán ayudado a mantener nuestra salud y a dar a luz más fácilmente. Sin embargo, no debemos dejar de practicar este entrenamiento una vez que hayamos tenido al bebé. Si queremos conseguir una recuperación total, es muy aconsejable que, tras pasar el periodo de reposo, volvamos a la carga con el método pilates porque nos ayudará a:

  • Perder los kilos de más y volver a tener un vientre plano.
  • Fortalecer el suelo pélvico, evitando así pérdidas de orina.
  • Aliviar los dolores de espalda causados por amamantar y coger al bebé.
  • Mantener una buena postura corporal.

De hecho, es posible que a estas alturas ya eches de menos el pilates. Hacer deporte sienta muy bien y cuando comprobamos lo beneficioso que es, no queremos dejarlo a un lado. La mejor parte es que, si te ha gustado el pilates para embarazadas, te encantarán las clases de pilates normales porque realizarás muchos más ejercicios y no tendrás que preocuparte por la salud del feto.

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad y te haya animado a practicar pilates para embarazadas. ¿Buscas un espacio donde llevar a cabo este método? En Fisiosalum podemos ayudarte. Prueba nuestras clases de pilates antes, durante o después del embarazo. Mejora tu postura, tu forma física y aprende a controlar tu respiración. Estamos seguros de que te sorprenderás de la cantidad de beneficios que te puede aportar hacer este deporte. También disponemos de otros servicios, como fisioterapia infantil, para adultos o tratamientos deportivos, entre otros. Contacta con nosotros y ven a conocernos.