Los niños pueden presentar diferentes dolencias que no siempre se solucionan con medicamentos. La osteopatía pediátrica está englobada dentro de la fisioterapia infantil y ambas nos ofrecen distintos tratamientos que pueden ayudar a bebés y niños a recuperarse de numerosos problemas y dolores.

Las técnicas utilizadas por esta disciplina son realmente efectivas cuanto antes se apliquen, por lo que un diagnóstico temprano será muy positivo para nuestros pequeños. Lo más importante es saber que dejamos a los niños en manos de un auténtico especialista y que el profesional de nuestro centro de osteopatía cuenta con la formación y experiencia nececsarios.

¿Quieres saberlo todo sobre la osteopatía pediátrica? A continuación te explicamos qué es, cuáles son los posibles tratamientos, qué dolencias puede curar y dónde acudir con nuestro hijo para tener un servicio de calidad.

osteopatia bebe¿Qué es la osteopatía pediátrica?

La osteopatía entiende el cuerpo como una unidad, por lo que considera que cada órgano y articulación está relacionada con el resto. Así, esta especialidad dentro de la fisioterapia trata de encontrar soluciones a diferentes dolencias buscando el equilibrio entre todas las partes del cuerpo. Además, rechaza los tratamientos farmacológicos como solución a enfermedades, dolores y trastornos músculo-esqueléticos.

Lo recomendable es que el propio fisioterapeuta sea quien esté especializado en osteopatía  pediátrica y quien aplique a los niños los tratamientos que considere necesarios de fisioterapia y osteopatía.

Así, la osteopatía infantil es la que va destinada a niños, desde bebés hasta preadolescentes. Consiste en la aplicación de diferentes técnicas manuales encaminadas a solucionar todo tipo de problemas: estreñimiento, malformaciones craneales, trastornos del sueño, hiperactividad, asma, bronquitis o alergias, entre otros muchos.

Osteopatía craneal contra malformaciones y para prevención de escoliosis

Ésta es la técnica de osteopatía pediátrica más utilizada en los bebés y sirve para corregir y prevenir diferentes problemas. Es frecuente entre los neonatos las malformaciones en el cráneo. Puede que éstas estén desde el principio y que se hayan producido:

  • En el útero materno. Es frecuente en gemelos porque disponen de menos espacio dentro de la bolsa amniótica.
  • Durante el parto. Esto ocurre a veces en partos a través de cesáreas, partos de nalgas, bebés prematuros o cuando durante el alumbramiento se utilizan instrumentos como ventosas o fórceps.

También se puede dar el caso de que el bebé haya nacido con la cabeza simétrica pero que después de permanecer tumbado durante varios meses  comience a perder esa forma.  En este caso, la osteopatía craneal sirve tanto para tratar este problema como para prevenirlo.

osteopatia cranealEste tipo de osteopatía pediátrica consiste en masajes y movimientos que el fisioterapeuta especialista aplica en la cabeza del bebé. También realiza diferentes movimientos con la cabeza del pequeño.

Muchos osteópatas aplican osteopatía  cráneo-sacral, realizando también movimientos en las piernas y la columna del bebé para estimular que el líquido que circula entre la médula espinal y la cabeza fluya mejor.

La osteopatía cervical también sirve para colocar y alinear la columna de los pequeños, por lo que es muy útil para prevenir la escoliosis.

De la misma forma que la osteopatía pediátrica sirve para evitar este trastorno en la columna cuando el tratamiento se aplica en bebés, ayuda a corregir la escoliosis en niños y adolescentes. Cuanto antes se trate esta alteración, más fácil será eliminarla y menos tiempo costará alinear cada vértebra.  Esta técnica es perfecta para que los niños tengan una infancia feliz en la que puedan moverse sin dolor, practicar deporte con normalidad y para evitar la utilización de los corsés que tantos trastornos causan. Además, con la osteopatía conseguiremos que cuando lleguen a ser adultos tengan una perfecta postura y no sufran problemas articulares o deban someterse a operaciones para corregir aquello que no se trató durante su crecimiento.

Osteopatía visceral como tratamiento a los cólicos lactantes

La osteopatía pediátrica visceral sirve para aliviar los dolores intestinales que sufren, principalmente los bebés. Hablamos de los cólicos lactantes que tan frecuentes son en los más pequeños. Estos cólicos provocan un gran malestar en el bebé de tres meses o menos, lo que lo lleva a llorar de forma incesante hasta 3 horas seguidas al menos 3 días a la semana. Los llantos suelen darse por la tarde. Podemos tratar de consolar al bebé, pero ni la comida ni cogerle en brazos harán que se calme.

osteopatia visceralLas principales causas del malestar son: intolerancia a la lactosa, inmadurez del intestino, gases,  estreñimiento o estrés causado por el entorno. Si observamos estos síntomas en nuestro pequeño, podemos tomar estas medidas para tratar de evitar que sufra de cólicos lactantes. También nos resultará muy útil seguir las indicaciones que nos dan en este vídeo.

En muchos casos tendremos que recurrir a la osteopatía infantil ya que es una efectiva solución para aliviar estos cólicos. La osteopatía pediátrica visceral en bebés suele llevarse a cabo con diferentes masajes y movimientos:

  • En primer lugar, el osteópata palpará las tensiones craneales que suelen sufrir los bebés tras el parto para aliviarlas a través de diferentes masajes y movimientos de cabeza.
  • A continuación hará un masaje circular sobre la tripa del pequeño para aliviar aquellas zonas donde se suelen generar los cólicos.
  • Después, con el bebé tumbado hará unos movimientos con sus piernas para favorecer el movimiento natural del intestino.
  • Luego deberá coger al bebé boca abajo y darle unos suaves golpes sobre el abdomen para elastificar el diafragma.
  • Con el bebé sentado en la camilla, tratará de darle un masaje para movilizar los músculos abdominales.
  • El siguiente paso en este tipo de osteopatía pediátrica será mover sus piernas y brazos con el bebé tumbado boca arriba para estimular la musculatura anterior.
  • Para continuar, tumbará al bebé boca abajo y masajeará desde la columna hacia fuera para activar estos tejidos.
  • El osteópata finalizará la sesión con un poco de reflexología podal, masajeando aquellos puntos asociados con el diafragma, el abdomen y el intestino.

osteopatia infantilOsteopatía y fisioterapia para curar diversas dolencias en niños

En muchas ocasiones, el osteópata puede aplicar diferentes tipos de osteopatía para curar un único problema de salud. Incluso, puede combinarlo con otras técnicas de la fisioterapia. Pero, ¿qué otros problemas se pueden tratar con osteopatía pediátrica en niños?

  • Otras malformaciones articulares causadas por el parto o congénitas.
  • Alteraciones en el paladar relacionadas con el labio leporino y su tratamiento después de la operación.
  • Estrabismo.
  • Sinusitis.
  • Problemas respiratorios, asma y alergias.
  • Dolores de cabeza.
  • Problemas gastrointestinales como cólicos de gases, diarreas y estreñimiento.
  • Alteraciones en la conducta como hiperactividad, depresión o déficit de atención.
  • Problemas para dormir o descansar durante la noche.
  • Estrés y ansiedad.

Osteopatía pediátrica: dudas frecuentes

Ahora que ya conoces más sobre la osteopatía infantil es probable que te surjan algunas dudas, como por ejemplo:

  • ¿Con cuántas semanas puedo comenzar a llevar a mi bebé al osteópata? Lo cierto es que este tratamiento es completamente respetuoso con el neonato, por lo que puede recibir una terapia osteopática con apenas unos días de vida. Como decíamos anteriormente, cuanto antes detectemos una dolencia o malformación, más sencillo será curarla. Por tanto, no existe edad mínima para recibir estos tratamientos. De la misma forma, no hay edad máxima, sino que es recomendable en cualquier etapa de nuestra vida.
  • ¿Cuántas sesiones necesitará mi hijo? Realmente no existe una respuesta correcta o incorrecta. Todo dependerá del problema que tenga el niño y cuánto tiempo lleve padeciéndolo. Por ejemplo, si los cólicos lactantes se detectan a tiempo pueden solucionarse con apenas 3 sesiones de osteopatía pediátrica.
  • ¿Me dejarán estar en la sala mientras tratan al niño? Cuando hablamos de bebés, lo habitual es que el osteópata no tenga ningún inconveniente en que permanezcamos allí. Además, nuestra presencia ayudará a calmar al niño y a favorecer que se relaje durante la sesión de osteopatía pediátrica.
  • ¿Cómo sabré si el centro de osteopatía cuenta con personal experto en bebés? Antes de pedir cita, llamaremos al centro osteopático y les haremos esta consulta. Deben respondernos sinceramente, aunque si dudamos, podemos pedirles los títulos que les habilitan para esta profesión.Otra opción es preguntar a personas cercanas a nosotros para que nos recomienden un profesional o clínica de confianza.

Y tú, ¿buscas una clínica de osteopatía infantil?

La osteopatía pediátrica es muy beneficiosa para la salud de los niños, pero tiene que practicarla un auténtico profesional. En Fisiosalum somos expertos en fisioterapia y osteopatía pediátrica. Si buscas un fisioterapeuta y osteópata en Madrid, somos lo que necesitas. También ofrecemos clases de pilates para embarazadas y tratamientos para recuperar la figura tras el parto. Confía en nosotros y disfruta de todos los beneficios que la osteopatía traerá a tu cuerpo y a tu mente.

LLAMAR AHORA