Cuando somos padres queremos lo mejor para nuestros hijos desde el momento en el que nacen. La preocupación por los bebés es completamente normal y suele ser mayor en los padres primerizos. Es frecuente que la gente de nuestro entorno nos dé consejos sobre cómo criar al niño y estaremos dispuestos a seguirlos casi al pie de la letra, aunque no debemos agobiarnos porque ser padre es algo que se aprende de forma natural, entrando en contacto con el bebé.

Estimulación y desarrollo son dos cuestiones en las que nuestro entorno suele hacer hincapié. Todos queremos que nuestro hijo sea el más listo y despierto y para conseguirlo nos recomiendan numerosas terapias. Uno de los métodos más sencillos y efectivos es la estimulación temprana para bebés. A continuación te detallamos todo lo que necesitas saber sobre qué es y cómo llevar a cabo los ejercicios, pero también tienes la opción de acudir a un centro de bienestar para que los profesionales te ayuden a desarrollar por completo las capacidades del recién nacido. Aquí, además, te ayudarán si tu bebé padece alguna dolencia que no pueda solucionarse con medicación. Por ejemplo, los cólicos del lactante se pueden aliviar con osteopatía pediátrica. Los fisioterapeutas y osteópatas que nos atiendan estarán especializados en el cuidado de la infancia y sabrán perfectamente qué es lo que el niño necesita en cada caso.

¿Qué es la estimulación temprana para bebés y para qué sirve?

Las técnicas de estimulación temprana se utilizan para desarrollar al máximo las capacidades de los bebés durante los primeros años de su vida. Si somos constantes, podremos estimular al niño para que crezca con buenas capacidades físicas, visuales, auditivas y de lenguaje. En realidad, se trata de trabajar:

  • Los movimientos, tanto de las partes grandes del cuerpo (piernas y brazos) como la precisión (las manos y los dedos).
  • El lenguaje, es decir, sus habilidades comunicativas.
  • Las capacidades socio-afectivas, esto es, cómo relacionarse con los demás y expresar sentimientos y emociones.

estimulación para bebésEstos ejercicios son útiles para cualquier recién nacido, aunque la estimulación temprana para bebés prematuros o para bebés con discapacidad es especialmente efectiva.

¿Por qué es tan importante estimular al recién nacido? Durante la etapa inicial de la vida se va desarrollando el cerebro y se establecen conexiones neuronales que, si no se activan en el bebé, ya no podrán recuperarse. Por tanto, para potenciar al máximo las capacidades de cada niño, lo mejor será trabajar con él desde pequeño en todo lo que podamos.

Estimulación mes a mes: ¿qué pueden hacer los bebés en cada etapa?

Desde que nacen, los niños van desarrollando sus capacidades poco a poco, cada uno a su ritmo. Sin embargo, hay algunos estándares que suelen cumplirse en los pequeños. A continuación te detallamos las capacidades y los estímulos a los que responden los bebés cada mes.

Mes 1:

  • Fija la mirada en los rostros, aunque no los distingue con nitidez.
  • Responde a los sonidos que escucha.
  • Intenta levantar la cabeza y a veces consigue mantenerla.
  • Sigue objetos con la mirada.
  • Emite sonidos.
  • Ríe ante estímulos.

Mes 2:

  • Es capaz de mantener la cabeza levantada durante algunos segundos.
  • Los movimientos del cuerpo comienzan a ser más fluidos.
  • Apoya el peso sobre algunas partes del cuerpo haciendo fuerza.

Mes 3: Mantiene la cabeza erguida con facilidad.

  • Reconoce las caras, el olor y la voz de los padres y personas que suelen estar con él.
  • Grita con frecuencia y emite numerosas onomatopeyas.
  • Es capaz de girar la cabeza cuando está tumbado.
  • Dirige su atención a los sonidos que escucha.
  • Puede juntar sus manos y tocar objetos con una mínima precisión.

Mes 4:

  • Agarra juguetes y se estira para alcanzar otros.
  • Es capaz de darse la vuelta cuando está tumbado.
  • Imita sonidos y “habla”, aunque son palabras incomprensibles.

estimulación bebé 4 mesesMes 5:

  • Distingue colores vivos.
  • Juega con sus manos y pies.
  • Reconoce su nombre.
  • Se mantiene erguido si lo sentamos sin estar apoyado, aunque enseguida suele caer hacia un lado.
  • Se lleva objetos a la boca.

Mes 6:

  • Imita sonidos.
  • Es capaz de rodar en el suelo de un lado a otro.
  • Puede mantenerse erguido si lo sentamos sin apoyo.
  • Algunos comienzan a culear o a gatear.

Cada niño es un mundo y sigue su propio ritmo de desarrollo. No debemos preocuparnos si alguna de estas habilidades la desarrolla un poco más tarde si observamos que, en general, su progreso es normal. Por ejemplo, algunos bebés comienzan a hablar antes, mientras que otros son más ágiles. Lo más positivo de la estimulación temprana para bebés es que podemos adelantar este aprendizaje natural.

Si quieres conocer qué actividades debería poder hacer tu bebé en los siguientes 6 meses, puedes aprender más aquí.

Estimulación temprana para bebés: consejos antes de empezar

  1. El mejor momento para hacer estos juegos es cuando el niño esté despierto y tranquilo. Además, si vamos a hacer alguna actividad de estimulación precoz después de que el bebé haya comido, será preferible que esperemos al menos 30 minutos.
  2. Es muy importante premiar al niño, aunque no haga las cosas perfectas a la primera. Nunca debemos frustrarnos si algo no le sale. Lo mejor para motivarle es mostrarle siempre nuestro cariño.
  3. Saber cómo estimular a un bebé es importante, pero aún más lo es tomarse estas actividades como un momento lúdico entre padres e hijos con los que además fomentaremos nuestra relación.
  4. La estimulación precoz en bebés no hace que los niños hagan cosas imposibles para su edad, pero sí que sirve para que desarrollen al máximo sus capacidades y sean despiertos a la hora de aprender.
  5. Si el niño no está receptivo y no responde a los estímulos algún día, no pasa nada. No debemos forzarle a hacer los juegos.
  6. Las actividades de estimulación temprana para bebés que vayamos a hacer deben ser adecuadas a cada edad.
  7. El tiempo que le dediquemos a los ejercicios de estimulación temprana es importante. Con unos 20 o 30 minutos diarios es suficiente, aunque también podemos reducirlo a 3 días a la semana.
  8. Los ejercicios deben repetirse al menos 5 veces.
  9. Es muy positivo que la estimulación temprana para bebés la lleven a cabo todas las personas que conviven con el niño. Por tanto, si tenemos hijos mayores o los abuelos están en casa, también pueden hacer estos juegos con el pequeño.
  10. Cómo estimular a un bebéLos momentos como el baño o la hora de la comida se pueden aprovechar también para estimular al bebé.
  11. La música y las canciones pueden ser un buen apoyo para los ejercicios de estimulación temprana para bebés.

Ejercicios de estimulación temprana para bebés según la edad

Desde que el niño nace, podemos estimularlo durante las actividades cotidianas. Hablarle de forma cariñosa y mirándole a los ojos mientras mama, llamar su atención con objetos como sonajeros, acariciarle la espalda desde el cuello hasta abajo mientras el niño está boca abajo, flexionar sus piernas y sus brazos, masajearle las manos y la cara y dirigirte al niño siempre por su nombre son algunas claves que serán muy útiles para una comenzar con la estimulación temprana para bebés.

Otras actividades para la estimulación temprana: de 4 a 7 meses

  • Para desarrollar los movimientos grandes de piernas y brazos:
    • Tumba al bebé boca abajo y ponte tras él. Llama su atención con un juguete y hablándole para que sus músculos vayan cogiendo fuerza mientras él intenta girarse.
    • Coloca al niño a gatas sobre una superficie mullida. Enséñale un juguete para que se quede apoyado en una mano y con la otra intente cogerlo.
    • Siéntalo, en una superficie blanda como un sofá. Deja que se apoye en el respaldo y rodéalo con un par de cojines para evitar que se caiga. Al final, acabará tumbado, pero poco a poco aguantará más tiempo.
    • Mientras permanece sentado sin respaldo, balancéale hacia los lados y de adelante hacia atrás. Todo esto sin dejar de sujetarlo por los hombros.
    • Frota sus pies entre ellos y haz que choque las manos entre sí. También puedes llevarles sus manos a su cara para que vaya reconociéndola.
    • Lleva sus piernas hacia el estómago y después estíralas. De forma similar, encoge y estira sus brazos.
  • Para potenciar su precisión en las manos:
    • Anímale a que coja un juguete de tu mano. Si se le cae, puedes ayudarle a cerrar el puño hasta que tenga fuerza suficiente para hacerlo por sí mismo.
    • Sienta o tumba al bebé bajo algún colgador que llame su atención para que intente coger los objetos que vuelan sobre su cabeza.
    • Con su mano, ve tocando diferentes partes de su cuerpo mientras le dices cómo se llama cada una.
    • Pasa por sus manos objetos de diferentes texturas y durezas: una esponja, una toalla…Mientras los reconoce, dile cómo se llaman y para qué sirve cada uno.
  • Gimnasio para bebésPara estimular sus capacidades de lenguaje y comunicativas:
    • Cuando el niño grite o balbucee es bueno imitar sus sonidos suavemente. Eso le animará a seguir comunicándose a su manera.
    • Siempre hay que llamar al bebé por su nombre, hablarle y sonreirle continuamente durante el día.
    • Pon al niño frente al espejo y dile quién es para que aprenda a reconocerse.
    • Tapa su cara con un trozo de tela y déjale que experimente la sensación hasta que se lo quite. De la misma forma, puede tapar tu cara para que el pequeño la destape.
    • Acostumbra al bebé a estar con otras personas con las que no convive para que no te extrañe demasiado y no tenga problemas de socialización en el futuro.

Todos estos juegos son de diferentes tipos: estimulación visual en bebés, estimulación temprana del área cognitiva o estimulación temprana del lenguaje, entre otros. Con todos estos ejercicios, nuestro hijo será ágil desde los primeros meses de su vida en casi todos los sentidos.

En este documento puedes encontrar otros juegos de estimulación temprana para bebés a partir de 8 meses.

Si quieres mejorar estas técnicas y aprender de la mano de un profesional cómo estimular a un bebé, puedes acudir a un taller de estimulación temprana para padres y bebés. En Fisiosalum somos expertos en el desarrollo de los niños y en ayudarte con tu nuevo hijo desde el embarazo. Pídenos información sobre nuestros servicios y disfruta al máximo con tu bebé.